64 Poemas tristes 

Comparte:
YO SOY QUIEN LIBRE ME VI...

Yo soy quien libre me vi,
yo, quien pudiera olvidaros;
yo só el que, por amaros,
estoy, desque os conoscí,
«sin Dios, y sin vos, y mí».

Sin Dios, porque en vos adoro,
sin vos, pues no me queréis;
pues sin mí ya está de coro
que vos sois quien me tenéis.
Assí que triste nascí,
pues que pudiera olvidaros.
Yo so el que, por amaros,
estó, desque os conoscí,
sin Dios, y sin vos, y mí».

Autor del poema: Jorge Manrique

68.83%

votos positivos

Votos totales: 77

Comparte:
ESPEJO

Soy de plata y exacto. Sin prejuicios.
Y cuanto veo trago sin tardanza
tal y como es, intacto de amor u odio.
No soy cruel, solamente veraz:
ojo cuadrangular de un diosecillo.
En la pared opuesta paso el tiempo
meditando: rosa, moteada. Tanto ha que la miro
que es parte de mi corazón. Pero se mueve.
Rostros y oscuridad nos separan

sin cesar. Ahora soy un lago. Ciérnese
sobre mí una mujer, busca mi alcance.
Vuélvese a esos falaces, las luciérnagas
de la luna. Su espalda veo, fielmente
la reflejo. Ella me paga con lágrimas
y ademanes. Le importa. Ella va y viene.
Su rostro con la noche sustituye
las mañanas. Me ahogó niña y vieja

Autor del poema: Sylvia Plath

66.67%

votos positivos

Votos totales: 27

Comparte:
A MI HERMANO MIGUEL

Hermano, hoy estoy en el poyo de la casa.
Donde nos haces una falta sin fondo!
Me acuerdo que jugábamos esta hora, y que mamá
nos acariciaba: »Pero, hijos...«
Ahora yo me escondo,
como antes, todas estas oraciones
vespertinas, y espero que tú no des conmigo.
Por la sala, el zaguán, los corredores.
Después, te ocultas tú, y yo no doy contigo.
Me acuerdo que nos hacíamos llorar,
hermano, en aquel juego.
Miguel, tú te escondiste
una noche de agosto, al alborear;
pero, en vez de ocultarte riendo, estabas triste.
Y tu gemelo corazón de esas tardes
extintas se ha aburrido de no encontrarte. Y ya
cae sombra en el alma.
Oye, hermano, no tardes
en salir. Bueno? Puede inquietarse mamá.

Autor del poema: César Vallejo

66.67%

votos positivos

Votos totales: 9

Comparte:
MCV

Enviado por vazcas  Seguir

Sin caricias ni abrazos,
sin palabras quebradas,
sin miradas esquivas,
sin corazas labradas
me desprendes los lazos.

No hay dolor más intenso
verme solo en el mundo.
Destrozado en la noche
en el pozo profundo
donde acabas inmerso.

Comprendo tu postura
y al llamar te molesto.
Quiero alejarme de esto
y de tanta amargura.

A mi espalda el acero y
lucharé por los míos.
Cruzaré cada río
por aquellos que quiero.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:
Ella se llama Soledad

Enviado por dudu  Seguir

Soledad, ella me consuela
soledad, ella me abraza
soledad, ella me quiere
soledad, ella me estima.

Amor, el me rechaza
amigos, ellos me odian
familia, me marginó
¡Oh!¡Soledad!, cuanto te quiero.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:
UNA FLOR EN EL CAMINO

La muerta resucita cuando a tu amor me asomo,
la encuentro en tus miradas inmensas y tranquilas,
y en toda tú... Sois ambas tan parecidas como
tu rostro, que dos veces se copia en mis pupilas.
Es cierto: aquélla amaba la noche radiosa,
y tú siempre en las albas tu ensueño complaciste.
(Por eso era más lirio, por eso eres más rosa.)
Es cierto, aquélla hablaba; tú vives silenciosa,
y aquélla era más pálida; pero tú eres más triste.

Autor del poema: Amado Nervo

66.26%

votos positivos

Votos totales: 741

Comparte:
JOVEN

Hace mil puertas
cuando yo era una chiquilla solitaria
en una gran casa con cuatro
garajes y era verano
según creo recordar,
yacía por la noche sobre la hierba,
los tréboles cedían bajo mi peso,
las estrellas sabias fijas por encima de mí,
la ventana de mi madre un embudo
por el que escapaba un calor amarillo,
la ventana de mi padre, a medio cerrar,
un ojo por donde pasaban durmientes,
y las tablas de la casa,
suaves y blancas como la cera
y probablemente un millón de hojas
se mecían sobre sus extraños tallos
mientras los grillos cantaban al unísono
y yo, en mi cuerpo recién estrenado,
que aún no era el de una mujer,
interrogaba a las estrellas
y pensaba que Dios realmente podía ver
el calor y la luz pintada,
codos, rodillas, sueños, buenas noches.

Autor del poema: Anne Sexton

65.91%

votos positivos

Votos totales: 44

Comparte:
lunares entre semana

Enviado por elstencil  Seguir

EN OCASIONES TE ENCUENTRAS DE UNA FORMA DISTINTA A TU SER A TU MENTE Y SOLAMENTE TE DETIENES UN INSTANTE PARA DARTE CUENTA DE LO QUE TU CUERPO ESTÁ HACIENDO Y TODO EL CONCEPTO DE MODO ME ACOMODO PARA VOLAR EL HUMO SIEMPRE LLEVA EL VOLANTE TE LLAMO LUEGO TENGO QUE COLGAR
Descansas en tu habitación infinita, voy a Envolverte en una sábana blanca, pintarte los labios de sangre pues tu piel es pálida, cortar tu cadena que frena el poderte abrazar matar los perjuicios que desde la gran explosión la energía oscura se decidió asignar voy a transitar por la nebulosa y visitar la tumba de Antonio ¿le digo que lo mandaste a saludar? yo andaré cuidando siempre sus ojos su aroma y todo lo que provocas en mi tendré que sonreír si algún planeta se enamora de ti
SEGUIDO ME ENCUENTRO DE UNA FORMA DISTINTA A TU SER A TU CUERPO Y SOLAMENTE TE DETIENES UN INSTANTE PARA DARTE CUENTA DE LO QUE TU MENTE ESTÁ HACIENDO Y TODO EL CONCEPTO, DE MODO QUE YA ESTOY SORDO PARA ESCUCHAR EL HUMO SIEMPRE LLEVA EL VOLANTE TE LLAMO LUEGO TENGO QUE FUMAR
Estoy traspasando el momento a una hoja de papel pero el temblor de la habitación como una lámpara de lava a mis pupilas las comienza a retorcer a desborrar a deformar, la llamada a celular a mi cerebro a un sigue cuerdo eso recuerdo pero me acuerdo que me da igual ,me siento igual libre como liebre en pleno pensamiento y no sé a dónde iré a parar, en todo este mundo está oscuro, aún sigo aquí, tengo frió, unas cuantas estalactitas de hielo viajan en lo que queda de sangre diminutos aviones de áspero papel y se evaporan en un suspiro repetido por mi tiempo pensando en el escrito que será para ti ,el aire que provoca cuando está en su casa, me come, fuma sin censura por los poros de mi piel madrugada tras madrugada, solo mi cobertor me tapa, otra noche en mi azotea, por tu existir me considero afortunado
EN OCASIONES TE ENCUENTRAS DE UNA FORMA DISTINTA A TU SER, perdón es que ya regreso pero te amo tengo que colgar.

65.71%

votos positivos

Votos totales: 35

Comparte:
ME DICEN...

Me dicen
tienes la vida por delante
pero yo miro
y no veo nada.

Autor del poema: Alejandra Pizarnik

65.14%

votos positivos

Votos totales: 109

Comparte:
ESTÁN POR TODOS LADOS

Los oledores de tragedias están
por todos lados
se levantan a la mañana
y empiezan a encontrar las cosas
mal.
Y se sumergen
en la rabia,
una rabia que dura hasta
que se van a la cama,
e incluso ahí
se retuercen en su
insomnio,
incapaces de quitar
de sus mentes
los pequeños obstáculos
que han hallado.
Se sienten en contra,
es un complot.
Y por estar constantemente
furiosos sienten que
siempre tienen
razón.
Los ves en el tráfico
tocando bocina como salvajes
ante la más leve infracción,
puteando
desparramando sus
insultos.
Los sentís
en las colas
de los bancos,
de los supermercados,
de los cines
presionan
en tu espalda
te pisan los talones
están impacientes por
una furia.
Están por todos lados
y en
todas las cosas,
esas almas
violentamente
infelices.
En realidad están asustados,
como siempre quieren
tener razón
fustigan
sin cesar...
es un mal
una enfermedad de
esa raza.
El primero de ellos
que vi fue
mi padre
y desde entonces
he visto mil padres
malgastando sus vidas
en el odio,
arrojando sus vidas
al pozo ciego
y gritando
enloquecidos.

Autor del poema: Charles Bukowski

64.29%

votos positivos

Votos totales: 42

Desde el 31 hasta el 40 de un total de 64 Poemas tristes

Añade tus comentarios