61 Poemas tristes 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Superhéroe

Enviado por gh0st  Seguir

"Desde que era chiquita crecí
mirando la televisión en donde
había un superhéroe o una superheroína
y salvaban a todo el mundo.

Siempre me dije de chica que
no quería que ningún superhéroe o superheroína
me salvara, que yo misma podía hacerlo.

Pero ahora que soy adolescente,
ahora que es de madrugada
y ahora que me encuentro tapando
mi boca para no soltar ningún quejido

Para no despertar a nadie
mientras mis lágrimas caen por mis mejillas
manchando mi cara a su paso, pienso

Si habrá alguien llamado superhéroe
o superheroína que esté allá afuera
dispuesto o dispuesta a salvarme
de este acantilado de emociones.

En donde caigo y caigo y siento
que esto no tiene fin.

96.43%

votos positivos

Votos totales: 28

Comparte:

BALADA DEL AUSENTE

Entonces no me des un motivo por favor
No le des conciencia a la nostalgia,
La desesperación y el juego.
Pensarte y no verte
Sufrir en ti y no alzar mi grito
Rumiar a solas, gracias a ti, por mi culpa,
En lo único que puede ser
Enteramente pensado
Llamar sin voz porque Dios dispuso
Que si Él tiene compromisos
Si Dios mismo le impide contestar
Con dos dedos el saludo
Cotidiano, nocturno, inevitable
Es necesario aceptar la soledad,
Confortarse hermanado
Con el olor a perro, en esos días húmedos del sur,
En cualquier regreso
En cualquier hora cambiable del crepúsculo
Tu silencio
Y el paso indiferente de Dios que no ve ni saluda
Que no responde al sombrero enlutado
Golpeando las rodillas
Que teme a Dios y se preocupa
Por lo que opine, condene, rezongue, imponga.
No me des conciencia, grito, necesidad ni orden.
Estoy desnudo y lejos, lo que me dejaron
Giro hacia el mundo y su secreto de musgo,
Hacia la claridad dolorosa del mundo,
Desnudo, sólo, desarmado
bamboleo mi cuerpo enmagrecido
Tropiezo y avanzo
Me acerco tal vez a una frontera
A un odio inútil, a su creciente miseria
Y tampoco es consuelo
Esa dulce ilusión de paz y de combate
Porque la lejanía
No es ya, se disuelve en la espera
Graciosa, incomprensible, de ayudarme
A vivir y esperar.
Ningún otro país y para siempre.
Mi pie izquierdo en la barra de bronce
Fundido con ella.
El mozo que comprende, ayuda a esperar, cree lo que ignora.
Se aceptan todas las apuestas:
Eternidad, infierno, aventura, estupidez
Pero soy mayor
Ya ni siquiera creo,
En romper espejos
En la noche
Y lamerme la sangre de los dedos
Como si la hubiera traído desde allí
Como si la salobre mentira se espesara
Como si la sangre, pequeño dolor filoso,
Me aproximara a lo que resta vivo, blando y ágil.
Muerto por la distancia y el tiempo
Y yo la, lo pierdo, doy mi vida,
A cambio de vejeces y ambiciones ajenas
Cada día más antiguas, suciamente deseosas y extrañas.
Volver y no lo haré, dejar y no puedo.
Apoyar el zapato en el barrote de bronce
Y esperar sin prisa su vejez, su ajenidad, su diminuto no ser.
La paz y después, dichosamente, en seguida, nada.
Ahí estaré. El tiempo no tocará mi pelo, no inventará arrugas,
no me inflará las mejillas
Ahí estaré esperando una cita imposible, un encuentro que no se cumplirá.

Autor del poema: Juan Carlos Onetti

90.91%

votos positivos

Votos totales: 11

Comparte:

Sueños del ayer

Enviado por sere28  Seguir

Sueños del ayer, desvanecidos;
Como las huellas en la arena del mar,
Metas estancadas
Por enfermedades que no acabaran,
Promesas fallidas
De un alma luchando por continuar.

La parca me busca con anhelo
Para mi juicio final,
Llevándome con esmero
Al pozo de la mortandad
Corriendo con desespero
Hacia mi humanidad
Llenándome de miedo
Y de inmensa oscuridad.

Ya sin fuerzas trato de luchar
Hago lo que puedo para continuar
Pero lo que me queda es esperar
Una señal de vida que me permita
Llenar
Ese vacío que a mi alma agobia
Pero siempre me logra desesperar
Adelantando así mi momento final.

No se atrevan a sollozar
No hagan el mínimo esfuerzo
Por recordar
A este individuo que con dificultad
Llego a mejorar
Pero que dio todo por tratar de enmendar
Esos errores de su pasado
Que no lo dejaron avanzar…

88.98%

votos positivos

Votos totales: 118

Comparte:

Confesiones

Enviado por adrianny-gold  Seguir

Estoy aquí sola
con solo el espejo de compañía,
considerando me deshonra
por mis acciones de malicia.

Mi pecado es amarlo
y mi condena es el rechazo.
Codicie el árbol malo
y la confianza me han quitado.

La locura es quien escribe
pero decidió firmar con mi nombre.
Donde estoy solo hay gente que finge
y a sus espaldas corazones rotos.

Entre la guerra y la paz,
justo en el punto medio.
No se como terminara
si sigo desahogándome entre versos.

El dolor pronto menguara
y eso es lo que espero.
Mis huesos se quiebran por el mal
que inunda todo mi cuerpo.

Autor: Adrianny Garcia

87.60%

votos positivos

Votos totales: 121

Comparte:

Amor imposible

Enviado por val633  Seguir

Hay amores, amores que son verdaderos, amores que causan insomnio, amores desgastantes y masoquistas, amores pasajeros, amores que no son amores.
Hay amores no correspondidos, amores lindos, amores que te desgastan y te consumen, amores dañinos y autodestructivos amores falsos.

Pero también hay amores como el nuestro, que aunque por más que nuestra razón y moral no lo prohiban, nuestros corazones luchan por aferrarse a ese amor.

Sabemos que nos lastimaremos, que por más grandes que sean nuestros deseos de estar juntos cada vez que lo intentemos nuestros corazones se quebrantaran.

Estar enamorado de ti es como estar enamorado de una estrella, por mas que te ame y desee estar a tu lado nunca te podre tocar.

No me queda más que admirar tu belleza y tu luz.
no me queda más que seguir enamorandome de ese discreto coqueteo y de ese cruce de miradas que me queman por dentro.

Cada noche te visitare en mis sueños y siempre te guardaré en en mis pensamientos y te recordaré en cada lágrima como mi mas linda estrella, mi mas lindo amor imposible

85.03%

votos positivos

Votos totales: 688

Comparte:

Un Día Más

Enviado por carga  Seguir

No molestes a la vida, por qué llamará a la muerte,
tú mano encaja en la mía, así que no te sueltes.

En las madrugadas,
un pensamiento llega de la nada
y me hace sentir pérdido;

tiro tantas lágrimas,
que caen sobre mi almohada,
por qué dentro de mí llevo un enemigo.

Y siento la guerra de mis infiernos mentales,
es una pelea interna con mis propios ideales.

Tengo muy pocos amigos, la mayoría mira por su propio beneficio.

Yo quiero lealtad de mi gente, y si tu no me lo ofreces, entonces vete.

Sé muy bien a quien quiero conmigo para siempre, los amigos son la forma en que Dios se disculpa por nuestros parientes.

Siente mi dolor,
alejarse también es muestra de amor.

- Canción: Carga - Un Día Más

84.79%

votos positivos

Votos totales: 1006

Comparte:

EL VALLE INTRANQUILO

Hubo un tiempo en que el valle sonreía,
silencioso, aunque nadie allí vivía;
su gente había marchado hacia la guerra
confiando el cuidado de esa sierra,
por la noche, a la mirada fiel
de las estrellas desde su azul cuartel
y de día, a los rojos resplandores
del sol que dormitaba entre las flores.
Mas ahora para todo visitante
el valle triste es inquieto e inquietante.
Nada allí se detiene un solo instante...
nada salvo el aire que se cierne
sobre la soledad mágica y perenne.
¡Ah, ningún viento agita los ramajes
que palpitan como el glacial oleaje
en torno a las Hébridas salvajes!
¡Ah, ningún viento empuja el furtivo
manto de nubes que, sin respiro,
surcan durante el día el cielo esquivo
sobre las violetas allí esparcidas
como ojos humanos de mil medidas...!
sobre las ondeantes azucenas
que lloran junto a las tumbas ajenas!
Ondean: y en sus pétalos más tiernos
se juntan gotas de rocío sempiterno.
Lloran: y por sus tallos claudicantes
bajan perennes lágrimas como diamantes.

Autor del poema: Edgar Allan Poe

84.53%

votos positivos

Votos totales: 362

Comparte:

Los hombres sin nombre

Enviado por don_nadie  Seguir

———LOS HOMBRES SIN NOMBRE———


Sin memoria ni nombre
andan esos pobres hombres
en el ocaso de su vida
ansiando ya su partida.

Ve pasar los días
varados en los andenes,
se han tirado a las vías
pero ya no pasan trenes.

Ya no sienten odio o amor
han perdido el corazón
en su pecho hay un motor
que funciona sin razón.

Y a diario piensan con calma
romper el vitral de su alma,
cortar ese hilo rojo de su dedo
y anudarlo en su cuello.

Les susurra aquel barranco
a volar lejos del pasado,
sus vidas son lienzos en blanco
que jamás fueron pintados.

Pero no pueden pintar
aún el punto final,
ignoran que lo que mueve montañas
no es la fe, si no la guadaña.


———Don Nadie———

84.18%

votos positivos

Votos totales: 354

Comparte:

SOLEDAD ASTRAL por doblezero

Enviado por doblezeroo  Seguir


SOLEDAD ASTRAL

La calma se hace fría
del cosmos absoluto
y en el viñedo oscuro
se frena el devenir.

Entre la noche brillan
estrellas parpadeantes
y la luna danzante
va plateando la vid.

El humo del cigarro
se marcha de mi boca
para abrirse en las hojas
manchadas de su gris.

Entre esta lejanía
los astros van despacio
mis pensamientos raudos
y tú no estás aquí.

Busco en el universo
recuerdos con tu rostro
que me penetran como
un toro al carmesí.

Todo se hace en silencio
como en silencio nacen
ocasos por las tardes
y las nubes de abril.

En silencio me hundo
mas mi corazón grita
poniendo de rodillas
de mi alma, su confín.

Se fracturó mi vida
el cuento se ha acabado
y ya no hay colorados
para este colorín.

Autor: doblezero

84.15%

votos positivos

Votos totales: 1546

Comparte:

MARIPOSAS DISECADAS por doblezero

Enviado por doblezeroo  Seguir






...MARIPOSAS DISECADAS...
(versos alejandrinos - autor: Doblezero)

Es posible morir de curvo calendario,
morir encaminando huellas de dura arcilla
mientras el viejo eclipse lento del campanario
transita por la plaza vetusta y amarilla.

Es posible morir de inerme arquitectura,
morir por el oeste, morir en la marea
de trémulo durazno que invade la llanura
y agota con sus tigres los techos de la aldea.

Es posible morir encadenando auroras,
eslabonando ocasos en circular costumbre,
sobrenadando calles antaño veladoras
de juegos alunados libres de pesadumbre.

Es posible morir viviendo en la sospecha
de haber pagado a plazos los sueños verdaderos.
Morir en el mañana por esta calle estrecha
perdiendo a cada paso segundos pasajeros.

Morir junto a la fuente, morir en sus corales,
morir en cada gota que asoma por el caño.
Morir en el presente sumido en espirales
de mariposas secas que pierdo y acompaño.

Autor: Doblezero​


83.90%

votos positivos

Votos totales: 702

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 61 Poemas tristes

Añade tus comentarios