57 Poemas tristes 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Sueños del ayer

Enviado por sere28  Seguir

Sueños del ayer, desvanecidos;
Como las huellas en la arena del mar,
Metas estancadas
Por enfermedades que no acabaran,
Promesas fallidas
De un alma luchando por continuar.

La parca me busca con anhelo
Para mi juicio final,
Llevándome con esmero
Al pozo de la mortandad
Corriendo con desespero
Hacia mi humanidad
Llenándome de miedo
Y de inmensa oscuridad.

Ya sin fuerzas trato de luchar
Hago lo que puedo para continuar
Pero lo que me queda es esperar
Una señal de vida que me permita
Llenar
Ese vacío que a mi alma agobia
Pero siempre me logra desesperar
Adelantando así mi momento final.

No se atrevan a sollozar
No hagan el mínimo esfuerzo
Por recordar
A este individuo que con dificultad
Llego a mejorar
Pero que dio todo por tratar de enmendar
Esos errores de su pasado
Que no lo dejaron avanzar…

97.14%

votos positivos

Votos totales: 35

Comparte:

Confesiones

Enviado por adrianny-gold  Seguir

Estoy aquí sola
con solo el espejo de compañía,
considerando me deshonra
por mis acciones de malicia.

Mi pecado es amarlo
y mi condena es el rechazo.
Codicie el árbol malo
y la confianza me han quitado.

La locura es quien escribe
pero decidió firmar con mi nombre.
Donde estoy solo hay gente que finge
y a sus espaldas corazones rotos.

Entre la guerra y la paz,
justo en el punto medio.
No se como terminara
si sigo desahogándome entre versos.

El dolor pronto menguara
y eso es lo que espero.
Mis huesos se quiebran por el mal
que inunda todo mi cuerpo.

Autor: Adrianny Garcia

90.41%

votos positivos

Votos totales: 73

Comparte:

POST-UMBRA

Con letras ya borradas por los años,
en un papel que el tiempo ha carcomido,
símbolo de pasados desengaños,
guardo una carta que selló el olvido.

La escribió una mujer joven y bella.
¿Descubriré su nombre? ¡no!, ¡no quiero!
pues siempre he sido, por mi buena estrella,
para todas las damas, caballero.

¿Qué ser alguna vez no esperó en vano
algo que si se frustra, mortifica?
Misterios que al papel lleva la mano,
el tiempo los descubre y los publica.

Aquellos que juzgáronme felice,
en amores, que halagan mi amor propio,
aprendan de memoria lo que dice
la triste historia que a la letra copio:

«Dicen que las mujeres sólo lloran
cuando quieren fingir hondos pesares;
los que tan falsa máxima atesoran,
muy torpes deben ser, o muy vulgares.

»Si cayera mi llanto hasta las hojas
donde temblando está la mano mía,
para poder decirte mis congojas
con lágrimas mi carta escribiría.

»Mas si el llanto es tan claro que no pinta,
y hay que usar de otra tinta más obscura,
la negra escogeré, porque es la tinta
donde más se refleja mi amargura.

»Aunque no soy para sonar esquiva,
sé que para soñar nací despierta.
Me he sentido morir y aún estoy viva;
tengo ansias de vivir y ya estoy muerta.

»Me acosan de dolor fieros vestigios,
¡qué amargas son las lágrimas primeras!
Pesan sobre mi vida veinte siglos,
y apenas cumplo veinte primaveras.

»En esta horrible lucha en que batallo,
aun cuando débil, tu consuelo imploro,
quiero decir que lloro y me lo callo,
y más risueña estoy cuanto más lloro.

»¿Por qué te conocí? Cuando temblando
de pasión, sólo entonces no mentida,
me llegaste a decir: "te estoy amando
con un amor que es vida de mi vida".

»¿Qué te respondí yo? Bajé la frente,
triste y convulsa te estreché la mano,
porque un amor que nace tan vehemente
es natural que muera muy temprano.

»Tus versos para mí conmovedores,
los juzgué flores puras y divinas,
olvidando, insensata, que las flores
todo lo pierden menos las espinas.

»Yo, que como mujer, soy vanidosa,
me vi feliz creyéndome adorada,
sin ver que la ilusión es una rosa,
que vive solamente una alborada.

»¡Cuántos de los crepúsculos que admiras
pasamos entre dulces vaguedades;
las verdades juzgándolas mentiras
las mentiras creyéndolas verdades!

»Me hablabas de tu amor, y absorta y loca,
me imaginaba estar dentro de un cielo,
y al contemplar mis ojos y mi boca,
tu misma sombra me causaba celo.

»Al verme embelesada, al escucharte,
clamaste, aprovechando mi embeleso:
"déjame arrodillar para adorarte";
y al verte de rodillas te di un beso.

»Te besé con arrojo, no se asombre
un alma escrupulosa y timorata;
la insensatez no es culpa. Besé a un hombre
porque toda pasión es insensata.

»Debo aquí confesar que un beso ardiente,
aunque robe la dicha y el sosiego,
es el placer más grande que se siente
cuando se tiene un corazón de fuego.

»Cuando toqué tus labios fue preciso
soñar que aquél placer se hiciera eterno.
Mujeres: es el beso un paraíso
por donde entramos muchas al infierno.

»Después de aquella vez, en otras muchas,
apasionado tú, yo enternecida,
quedaste vencedor en esas luchas
tan dulces en la aurora de la vida.

»¡Cuántas promesas, cuántos devaneos!
el grande amor con el desdén se paga:
Toda llama que avivan los deseos
pronto encuentra la nieve que la apaga.

»Te quisiera culpar y no me atrevo,
es, después de gozar, justo el hastío;
yo que soy un cadáver que me muevo,
del amor de mi madre desconfío.

»Me engañaste y no te hago ni un reproche,
era tu voluntad y fue mi anhelo;
reza, dice mi madre, en cada noche;
y tengo miedo de invocar al cielo.

»Pronto voy a morir; esa es mi suerte;
¿quién se opone a las leyes del destino?
Aunque es camino oscuro el de la muerte,
¿quién no llega a cruzar ese camino?

»En él te encontraré; todo derrumba
el tiempo, y tú caerás bajo su peso;
tengo que devolverte en ultratumba
todo el mal que me diste con un beso.

»Mostrar a Dios podremos nuestra historia
en aquella región quizá sombría.
¿Mañana he de vivir en tu memoria...?
Adiós... adiós... hasta el terrible día».

Leí estas líneas y en eterna ausencia
esa cita fatal vivo esperando...
Y sintiendo la noche en mi conciencia,
guardé la carta y me quedé llorando.

Autor del poema: Juan de Dios Peza

85.71%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

Amor imposible

Enviado por val633  Seguir

Hay amores, amores que son verdaderos, amores que causan insomnio, amores desgastantes y masoquistas, amores pasajeros, amores que no son amores.
Hay amores no correspondidos, amores lindos, amores que te desgastan y te consumen, amores dañinos y autodestructivos amores falsos.

Pero también hay amores como el nuestro, que aunque por más que nuestra razón y moral no lo prohiban, nuestros corazones luchan por aferrarse a ese amor.

Sabemos que nos lastimaremos, que por más grandes que sean nuestros deseos de estar juntos cada vez que lo intentemos nuestros corazones se quebrantaran.

Estar enamorado de ti es como estar enamorado de una estrella, por mas que te ame y desee estar a tu lado nunca te podre tocar.

No me queda más que admirar tu belleza y tu luz.
no me queda más que seguir enamorandome de ese discreto coqueteo y de ese cruce de miradas que me queman por dentro.

Cada noche te visitare en mis sueños y siempre te guardaré en en mis pensamientos y te recordaré en cada lágrima como mi mas linda estrella, mi mas lindo amor imposible

84.64%

votos positivos

Votos totales: 638

Comparte:

Un Día Más

Enviado por carga  Seguir

No molestes a la vida, por qué llamará a la muerte,
tú mano encaja en la mía, así que no te sueltes.

En las madrugadas,
un pensamiento llega de la nada
y me hace sentir pérdido;

tiro tantas lágrimas,
que caen sobre mi almohada,
por qué dentro de mí llevo un enemigo.

Y siento la guerra de mis infiernos mentales,
es una pelea interna con mis propios ideales.

Tengo muy pocos amigos, la mayoría mira por su propio beneficio.

Yo quiero lealtad de mi gente, y si tu no me lo ofreces, entonces vete.

Sé muy bien a quien quiero conmigo para siempre, los amigos son la forma en que Dios se disculpa por nuestros parientes.

Siente mi dolor,
alejarse también es muestra de amor.

- Canción: Carga - Un Día Más

84.58%

votos positivos

Votos totales: 979

Comparte:

LIED

La mañana está de fiesta
porque me has besado tú
y al contacto de tu boca
todo el cielo se hace azul.

El arroyo está cantando
porque me has mirado tú
y en el sol de tu mirada
toda el agua se hace azul.

El pinar está de luto
porque me has dejado tú...
y la noche está llorando,
noche pálida y azul,

noche azul de fin de otoño
y de adiós de juventud,
noche en que murió la luna,
¡noche en que me has dejado tú!

Autor del poema: Jaime Torres Bodet

84.21%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

SOLEDAD ASTRAL por doblezero

Enviado por doblezeroo  Seguir


SOLEDAD ASTRAL

La calma se hace fría
del cosmos absoluto
y en el viñedo oscuro
se frena el devenir.

Entre la noche brillan
estrellas parpadeantes
y la luna danzante
va plateando la vid.

El humo del cigarro
se marcha de mi boca
para abrirse en las hojas
manchadas de su gris.

Entre esta lejanía
los astros van despacio
mis pensamientos raudos
y tú no estás aquí.

Busco en el universo
recuerdos con tu rostro
que me penetran como
un toro al carmesí.

Todo se hace en silencio
como en silencio nacen
ocasos por las tardes
y las nubes de abril.

En silencio me hundo
mas mi corazón grita
poniendo de rodillas
de mi alma, su confín.

Se fracturó mi vida
el cuento se ha acabado
y ya no hay colorados
para este colorín.

Autor: doblezero

84.10%

votos positivos

Votos totales: 1535

Comparte:

MARIPOSAS DISECADAS por doblezero

Enviado por doblezeroo  Seguir






...MARIPOSAS DISECADAS...
(versos alejandrinos - autor: Doblezero)

Es posible morir de curvo calendario,
morir encaminando huellas de dura arcilla
mientras el viejo eclipse lento del campanario
transita por la plaza vetusta y amarilla.

Es posible morir de inerme arquitectura,
morir por el oeste, morir en la marea
de trémulo durazno que invade la llanura
y agota con sus tigres los techos de la aldea.

Es posible morir encadenando auroras,
eslabonando ocasos en circular costumbre,
sobrenadando calles antaño veladoras
de juegos alunados libres de pesadumbre.

Es posible morir viviendo en la sospecha
de haber pagado a plazos los sueños verdaderos.
Morir en el mañana por esta calle estrecha
perdiendo a cada paso segundos pasajeros.

Morir junto a la fuente, morir en sus corales,
morir en cada gota que asoma por el caño.
Morir en el presente sumido en espirales
de mariposas secas que pierdo y acompaño.

Autor: Doblezero​


84.03%

votos positivos

Votos totales: 695

Comparte:

EL VALLE INTRANQUILO

Hubo un tiempo en que el valle sonreía,
silencioso, aunque nadie allí vivía;
su gente había marchado hacia la guerra
confiando el cuidado de esa sierra,
por la noche, a la mirada fiel
de las estrellas desde su azul cuartel
y de día, a los rojos resplandores
del sol que dormitaba entre las flores.
Mas ahora para todo visitante
el valle triste es inquieto e inquietante.
Nada allí se detiene un solo instante...
nada salvo el aire que se cierne
sobre la soledad mágica y perenne.
¡Ah, ningún viento agita los ramajes
que palpitan como el glacial oleaje
en torno a las Hébridas salvajes!
¡Ah, ningún viento empuja el furtivo
manto de nubes que, sin respiro,
surcan durante el día el cielo esquivo
sobre las violetas allí esparcidas
como ojos humanos de mil medidas...!
sobre las ondeantes azucenas
que lloran junto a las tumbas ajenas!
Ondean: y en sus pétalos más tiernos
se juntan gotas de rocío sempiterno.
Lloran: y por sus tallos claudicantes
bajan perennes lágrimas como diamantes.

Autor del poema: Edgar Allan Poe

83.98%

votos positivos

Votos totales: 337

Comparte:

Los hombres sin nombre

Enviado por don_nadie  Seguir

———LOS HOMBRES SIN NOMBRE———


Sin memoria ni nombre
andan esos pobres hombres
en el ocaso de su vida
ansiando ya su partida.

Ve pasar los días
varados en los andenes,
se han tirado a las vías
pero ya no pasan trenes.

Ya no sienten odio o amor
han perdido el corazón
en su pecho hay un motor
que funciona sin razón.

Y a diario piensan con calma
romper el vitral de su alma,
cortar ese hilo rojo de su dedo
y anudarlo en su cuello.

Les susurra aquel barranco
a volar lejos del pasado,
sus vidas son lienzos en blanco
que jamás fueron pintados.

Pero no pueden pintar
aún el punto final,
ignoran que lo que mueve montañas
no es la fe, si no la guadaña.


———Don Nadie———

83.87%

votos positivos

Votos totales: 341

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 57 Poemas tristes

Añade tus comentarios